Las conexiones de la vida

Nick nos cuenta que cuando era más chico había tratado de probar que podía sobrevivir día a día sin la ayuda de otras personas. Para él era muy importante ser independiente y tenía que asegurarse que podría vivir solo si llegaba a ser necesario. Sin embargo, cuando su carrera como orador público se disparó y comenzaron a llegar invitaciones para presentarse en todo el mundo, comprendió que estaba gastando demasiada energía en su cuidado personal. Contrario lo que él pensaba, la ayuda que le proporcionaron otras personas en su camino fue una lección de humildad y fuerza:

Antes de eso, mi orgullo me había impedido solicitar ayuda a pesar de que era obvio que la necesitaba. Había realizado un tremendo esfuerzo por probar mi independencia, pero, al mismo tiempo, tenía la responsabilidad que conlleva el fortalecimiento de una carera que implicaba viajar con frecuencia.

la fuerza de Nick Vujicic

Cuando alguien tiene la suficiente humildad para pedir ayuda, la mayoría de la gente responde brindándose a sí misma y compartiendo su tiempo. Dicen que uno recibe lo que en su corazón está dispuesto a aceptar. Y si actúas como si tuvieras todas las respuestas y no necesitaras a nadie, es más difícil que los demás te ofrezcan apoyo

Todo el mundo debería dominar las destrezas básicas de la amistad: acercarse a otros, conectarse con ellos y encontrar rasgos en común. Dichas destrezas pueden determinar la calidad de nuestra interacción con quienes nos rodean. Siempre puedes encontrar rasgos comunes para relacionarte con otras personas. En mi proceso de maduración he aprendido que la herramienta más valiosa para conectarse con otros es escuchar.

De vez en cuando, todos debemos afinar nuestras habilidades para relacionarnos. Esto se hace evaluando nuestro enfoque y tratando de definir lo que sí funciona y lo que no en nuestras relaciones. Lo cierto es que la gentileza o la mano amiga de otras personas, es en realidad, un apoyo que viene del cielo. Hay que afinar nuestros oídos para escuchar estas señales. Es tan sólo un instinto.  

Cuando miro a los ojos de las demás personas son como ventanas del alma. Me encanta el contacto visual, admiro la belleza de la gente. Dios sólo te dio una boca, pero te dio dos oídos para que pudieras escuchar.

Nick Vujicic de viaje

Así como Nick, tú puedes aprender una lección de vida. Aunque la mayoría de la gente actúa por interés, si tú le muestras a otros que genuinamente estás interesado en ellos, si te involucras en su éxito y los ves con el alma, la mayoría te empezará a tratar con un espíritu similar. Las conexiones se pueden llevar acabo en todos los niveles de conciencia:

Jesús, el hijo de Dios, rara vez caminó solo por el mundo, por lo general lo acompañaban uno o más de sus discípulos. Tú nunca debes sentir que es necesario estar solo. Pedir ayuda no es signo de debilidad, sino de fortaleza. La Biblia dice: “Pide y te será otorgado, busca y encontrarás”.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s